Buscar en
AireLibre
Cuéntanos tu viaje
Adolfo Abajo Alonso
Nuestra ruta Cidiana
Mi hijo y yo decidimos, durante las vacaciones de estío, seguir en bicicleta la ruta del destierro del Cid: de Burgos a Sigüenza y de Medinaceli a Teruel. Según releemos El Cantar, iremos reconociendo pueblos, ciudades y caminos.
Iniciamos nuestra cabalgadura en Burgos, Arco de Santa María: “Salió por la puerta, e Arlanzón passava...”. Con un tiempo invernal, corrimos por carreteras locales hacia el sur, cruzando el Arlanza por el puente romano de Puentedura, por las riberas del río Mataviejas entre las Peñas de Cervera y Carazo, para alcanzar la llanura donde hubo la ciudad romana Clunia y seguir por San Esteban de Gormaz, “Un buen çibdad...”; cruzamos el Duero por el puente de Navapalos y, siguiendo el valle del Caracena, vergel frondoso de álamos y huertos, llegamos hasta la otrora ciudad de Tiermes, a los pies de la sierra de Pela. En cruzándola, ya es Guadalajara. Nos surgieron problemas con la bici de Toni. Peda-leando esperanzados y desesperados pasamos por Campisábalos, por “Atiença, las torres que los moros han...”, por Imón, hasta Sigüenza sin encontrar taller.
El Doncel nos contagió algo de su serena tranquilidad y, en habiéndonos regalado con unos “duelos y quebrantos”, plato fuerte que obliga a un orujo, se nos ocurrió que bajaríamos al día siguiente hasta Guadalajara. Pudimos continuar por la tarde, tomando las de Medinaceli, la romana Ocilis. Como entonces, “Salieron de Medina e Salón passavan, Arbuxuelo arriba privado aguijaban, el campo de Taranz luégol atravessavan...”. Así nosotros, pasando por Salinas de Medinaceli, llegamos ateridos y tiritando a Layna. Siempre, al finalizar la etapa, acudíamos a la cantina a tomar algo y entablar conversación. En esta ocasión conocimos a Demetrio, quien nos dio cobijo en su casa.
Por la Nacional hasta Molina, la de Avengalvon. En El Cantar leemos la ruta inversa: “Troçieron a Santa María e vinieron albergar a Fronchales, e el otro día vinieron a Molina posar...”. Siguiendo un valle hacia el este, cruzamos por las salinas de Almallá y Pinilla de Molina, en el Parque del Alto Tajo, hasta llegar a Bronchales, ya en Teruel. Desde la serranía descendemos por Tramacastilla, encontrando el Guadalaviar, futuro Turia, encajonado en gargantas de paredes estrechas y tortuosas, hasta Albarracín, la Santa María de oriente.
La última etapa pasamos por Cella la del canal, en cuya fuente abundante nace el Jiloca, donde El Cid esperaba: “Quien quiere ir conmigo çercar a Valencia, tres días le speraré en canal de Çelfa...”.
Y, por fin, llegamos a Teruel, completando 490 kilómetros en ocho jornadas, donde nos recompensaremos con los buenos jamones turolenses, adquiriremos las cerámicas de regalo pertinentes y visitaremos esta ciudad que tanto nos agrada.
Excursiones
Nuestra ruta Cidiana
Mi hijo y yo decidimos, durante las vacaciones de estío, seguir en bicicleta la ruta del dest
Hoteles
Viajes
Mongolrally 2009
Vamos a ir a Mongolia en un coche de menos de 1200 cc. y estamos buscando patrocinadores que quieran
Pueblos blancos
Colgado del barranco/ duerme mi pueblo blanco/ que a fuerza de no ver nunca el mar/ se olvidó




Acceso a la Revista Digital
Usuario:
Password:

Turismo Galicia


Formulario de envío
* Nombre
* Titulo
* Categoría
* Comentarios
* Código de confirmación:
Ingrese el código exactamente como lo ve. El código es sensible a mayúsculas y minúsculas; los ceros tienen una línea diagonal que los cruza.

 

Mapa Web     -     Quiénes Somos      -     Publicidad con Nosotros
© 2007 OUTSIDE COMUNICACIÓN - Saavedra Fajardo, 5 y 7 - planta calle. 28011 Madrid. Telf.: 915 26 80 80. outside@airelibre.com