Rss (Bicicleta)

El nuevo carril bici de Madrid, ¿un acierto de diseño?

carril-bici

Desde hace unas semanas podemos disfrutar en la capital de un nuevo carril bici segregado que atraviesa algunas de las calles más importantes de Madrid: la zona de los bulevares (desde Alberto Aguilera hasta Colón), la zona de Santa Engracia y la de Juan Bravo, todas calles muy céntricas y con una gran afluencia de tráfico, son ahora "bici friendly".

Este nuevo carril bici en el centro de Madrid forma parte del proyecto del ayuntamiento para construir más de 30 kilómetros de vías para bicicletas en la capital en este año, facilitando de este modo la movilidad sobre las dos ruedas a expensas de los vehículos a motor.

Estos carriles bici segregados se encuentran ubicados entre los carriles de circulación normales (por donde pueden circular coches y motos) y el carril-bus tradicional, quedando los ciclistas en el centro del tráfico de la ciudad. ¿Es este un buen diseño para la seguridad de los ciclistas? Analizamos el diseño del nuevo carril bici y vemos cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Así es el nuevo carril bici de Madrid

¿Cuándo se va a corregir este despropósito? Los coches deben atravesar el carril bici para girar y sortear buses/taxis #bicimad #madrid pic.twitter.com/yDhWjzqsAK

— David Ciudad (@DavidCiudad82) 12 de julio de 2017

Como decíamos, el nuevo carril bici de Madrid se caracteriza por estar segregado de los otros carriles por los que sí pueden circular los vehículos a motor y por estar integrado dentro de la calzada. Concretamente se encuentra entre el carril bus (por el que recordamos que pueden circular tanto los autobuses como los taxis o las motocicletas) y los carriles destinados al tráfico de coches.

De no haber un carril bici específico, como hemos apuntado en anteriores ocasiones, los ciclistas deberían circular por cualquiera de los carriles destinados a los utilitarios colocándose en el centro de los mismos para poder hacerse visibles por los coches.

Esta es precisamente una de las reclamaciones que se realiza al nuevo carril bici: ¿realmente el ciclista es bien visible por los otros vehículos que circulan a su alrededor cuando se mueve en la ciudad? En la siguiente imagen de CyclingSavy.org podemos ver cómo existen multitud de puntos ciegos en los que se sitúa el ciclista cuando usa este carril bici segregado.

carril-bici

No solo hay un peligroso punto ciego al llegar a una intersección cuando los conductores quieren girar hacia la derecha (por cierto, este mismo peligro existe si vas en moto circulando por el carril bus: personalmente una vez tuve que reaccionar rápido para que un camión no me llevara por delante), sino que además se encuentra en una zona donde es frecuente que los conductores abran las puertas sin mirar primero hacia atrás y comprobar que ningún ciclista se acerca.

El hecho de que el carril bici se encuentre entre el carril bus y la circulación de los coches, hace que el ciclista se quede "encerrado" y que para los vehículos a motor sea imposible dejar el metro y medio de seguridad entre coche y ciclista (que aplica también en vías urbanas) cuando haya mucha densidad de tráfico.

Precaución tanto si eres ciclista como si conduces un vehículo a motor

Evidentemente, en las vías donde haya carril bici segregado, los ciclistas pueden circular por él, y este será de uso exclusivo para ellos: coches o motos no pueden invadirlo. Aunque, como podemos ver, no es algo que se tenga muy claro todavía:

leer mas...
Así quedan las piernas de un ciclista tras 16 etapas del Tour de Francia

ciclista-piernas-pawel-poljanski

"Tras 16 etapas, mis piernas parecen un poco cansadas", comentaba irónico el ciclista polaco Pawel Poljanski en su cuenta de Instagram junto a una foto en la que, efectivamente, sus piernas mostraban las señales de llevar semanas sometidas a una de las competiciones ciclistas más exigentes del mundo.

leer mas...
Guía para conductores y ciclistas: esto es todo lo que estás haciendo mal (aunque pienses que está bien)

bicicleta

Cada vez son más las personas, ya sean deportistas o sedentarios, que se animan a coger la bicicleta con frecuencia: para realizar trayectos cortos en la ciudad, para entrenar en el campo, para hacer alguna ruta con la bici de carretera... Las ciudades se van adaptando poco a poco a la mayor cantidad de ciclistas, y tanto estos como los peatones y los conductores de vehículos motorizados se ven obligados a convivir.

Para que esta convivencia se desarrolle de manera segura para todos es importante que tanto unos como otros conozcamos las normas de circulación y hagamos gala de un respeto mutuo. Esto nos permitirá compartir los espacios urbanos y las carreteras y conseguirá que circulemos de manera correcta y segura.

Algunas veces por desconocimiento de las normas y otras por pura sensación de inseguridad, no circulamos en bicicleta de manera correcta o no respetamos a los ciclistas, exponiéndonos a riesgos innecesarios. Estos son algunos de los errores más comunes que cometemos al circular en bicicleta o al convivir con ellas en ciudad y en carretera.

Las que hacemos mal los ciclistas

"Voy por la acera porque es más seguro que circular por la calzada"

En ciudad los ciclistas pueden circular por el carril-bici si lo hubiera o por la calzada, pero no por la acera, ya que son considerados como otros vehículos de motor. Los ciclistas pueden circular por el carril-bici (sea o no protegido), pista-bici (la pista está destinada solo a bicis y con un trazado diferenciado del de la carretera), acera-bici (cuando así esté indicado, es una vía ciclista señalizada sobre la acera) y sendas ciclables (caminos al aire libre donde se comparte espacio con los peatones).

bicicleta

"En ciudad me pego bien a la zona derecha del carril por el que voy para no molestar a los coches"

En ciudad los ciclistas pueden circular por el carril derecho o el izquierdo: el que sea más indicado para la dirección que van a seguir. Generalmente se recomienda utilizar el carril derecho y limitarse al izquierdo para girar hacia la izquierda, pero no es una norma. Eso sí, y aquí está el fallo de muchos ciclistas: se debe circular por el centro del carril. Al circular por la zona central del mismo, los ciclistas se hacen más visibles para los demás vehículos y se evitan posibles accidentes que pueden ocurrir si vamos pegados a la derecha (puertas de coches estacionados que se abren sin mirar antes, giros hacia la derecha en los que no se ve al ciclista...).

"Las señales de tráfico no afectan a los ciclistas"

Al ser considerada como un vehículo más, la bicicleta debe respetar todas las señales de tráfico, incluidas las de limitación de velocidad y, por supuesto, los semáforos. En cuanto a la velocidad, un ciclista debe circular a la velocidad que se indica en la vía en la que transcurre, con un máximo de 45 km/hora (se puede superar en situaciones muy concretas, como en descensos prolongados con curvas). En una zona con prioridad peatonal, el ciclista debe adaptar su velocidad a la que llevan los peatones.

"En las rotondas, si vamos en grupo, hay que ceder el paso a los coches"

Si circulamos en grupo y el primer ciclista ya ha entrado en la glorieta o rotonda, los ciclistas tenemos prioridad sobre los demás vehículos: un grupo de ciclistas se considera como una única unidad. Dentro de la rotonda, podemos circular por el centro del carril que estemos utilizando y debemos señalizar correctamente y con antelación nuestra intención de salir de ella.

Los ciclistas en una rotonda, TIENEN PRIORIDAD SIEMPRE, incluso sobre los vehículos que circulan dentro de ella. pic.twitter.com/6qu9yRXm

— Foro GuardiasCiviles (@forogc) 11 de febrero de 2013

"Puedo utilizar auriculares porque no voy conduciendo"

No está permitido el uso de auriculares ni el uso del teléfono móvil cuando montamos en bicicleta, igual que ocurre si conducimos un vehículo. El caso de los auriculares es especialmente peligroso, ya que pueden no dejarnos escuchar un coche que se aproxima o cualquier otra señal acústica, poniéndonos nosotros mismos en peligro.

"Me he tomado unas cervezas, pero no pasa nada porque voy en bici"

Como en el caso de los vehículos motorizados no está permitido montar en bicicleta con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro, y los ciclistas están obligados a realizar las pruebas de detección de tóxicos que se consideren necesarias por la autoridad.

Tampoco está permitido circular en bicicleta bajo el efecto de psicotrópicos, estimulantes o estupefacientes, incluidos los medicamentos que alteren el estado físico o mental para circular sin peligro.

"El paso de peatones lo puedo cruzar montado en la bici"

En el caso de que el paso de peatones no esté señalizado como un paso específico para bicicletas (se señaliza en el suelo, con una señal e incluso algunos semáforos tienen su propia luz exclusiva para ciclistas) al cruzar el paso de cebra es necesario descender de la bici y cruzar a pie, como un peatón más.

bicicleta

"Luces, casco, reflectantes... No me hacen falta"

Uno de los mayores peligros cuando conducimos una bicicleta es que no somos capaces de hacernos visibles para los demás vehículos que circulan por las vías. Por nuestra propia seguridad y para hacernos más visibles, todas las bicicletas deben llevar los elementos reflectantes homologados (catadióptrico trasero rojo que no sea de forma rectangular). Además, si circulamos de noche es necesario llevar una luz delantera blanca y una luz roja trasera, y también una prenda reflectante que en tramos interurbanos nos haga visibles desde 150 metros. El timbre es un elemento obligatorio en las bicicletas según el reglamento general de vehículos.

¿Y qué pasa con el casco? En menores de 16 años es obligatorio en todas las vías, mientras que en mayores de 16 años solo lo es en las vías interurbanas. Su uso, no obstante, es recomendable en cualquier situación como protección.

"Si vamos en grupo hay que circular en fila de uno"

Los ciclistas pueden circular en grupo en fila de uno o en paralelo en fila de dos excepto en condiciones de baja visibilidad o de tráfico denso. Esto aplica en carretera y en vías urbanas (no hay ninguna norma que diga que en ciudad hay que circular de uno en uno). Circular en paralelo, además, es una manera de hacernos más visibles para los demás vehículos y es legal.

Lo que hacemos mal los conductores

"No pasa nada por adelantar cerca a un ciclista"

Es muy importante que al circular por ciudad o por carretera, y sobre todo al hacer un adelantamiento, respetemos una separación como mínimo de un metro y medio con los ciclistas que hay en la calzada. Si pasamos demasiado cerca de un ciclista y además no moderamos la velocidad se produce lo que se conoce como "efecto sumidero" pudiendo hacer que el ciclista pierda el control de la bici y se caiga.

"Le adelanto cerca porque hay línea continua y no la puedo rebasar"

Quizás el error más extendido entre los conductores es el de pensar que no pueden adelantar a un ciclista porque hay línea continua. Siempre que podamos adelantar en condiciones de seguridad, después de haber comprobado que no viene ningún vehículo en sentido contrario, podemos rebasar la línea continua e invadir parcial o totalmente el carril contrario para respetar el metro y medio de distancia cuando hacemos el adelantamiento.

Además, debemos señalizar el adelantamiento con los intermitentes (¡no con el claxon!) de manera adecuada, tanto para salir de nuestro carril como para volver a él, dejando también una distancia de seguridad con el ciclista en la vuelta.

bicicleta

"Hay un ciclista en mi carril y va muy despacio: toco el claxon y le digo que me deje pasar"

Si un ciclista está circulando por el mismo carril que nosotros y no es posible el adelantamiento en condiciones de seguridad, hay que adecuar la velocidad del vehículo a la del ciclista y esperar hasta poder hacerlo. Tocar el claxon y colocarnos muy cerca por detrás para que nos dejen pasar es muy peligroso, ya que el ciclista puede asustarse y perder el control de la bicicleta, con nefastas consecuencias.

Conocer las normas de circulación para todo tipo de vehículos es importante a la hora de convivir tanto en la ciudad como en las carreteras. El respeto mutuo por parte de los ciclistas y los conductores, además del cumplimiento de las normas de circulación, nos ayuda a evitar accidentes y a mejorar la convivencia en nuestras calles.

Imágenes | iStock
Vídeo | Mundo Mammoth
En Vitónica | Entrenar sobre dos ruedas en casa es posible: así puedes entrenar en tu salón con tu bici de carretera o de spinning
En Motorpasión | 17 mitos sobre la relación ciclista-conductor que habría que revisar

leer mas...
El dolor de espalda en los ciclistas: estas son las causas más frecuentes (y así puedes solucionarlas)

dolor-espalda-bicicleta

Cada día son más los aficionados a la bici que se animan a salir cada semana a dar pedales, ya sea por el campo o en carretera, y uno de los grandes problemas que refieren muchos de ellos es el dolor de espalda, normalmente causado por una mala postura sobre la bicicleta o por no tener un buen tono muscular en la zona media.

Llevar una buena postura sobre la bici es todo un arte y depende de distintos factores: desde la adecuada colocación de elementos como el manillar y el sillón hasta el entrenamiento del core. Estas son las causas más frecuentes del dolor de espalda en los ciclistas y así es como podemos solucionarlas.

La colocación del manillar y el sillín

Antes de nada, a la hora de adquirir una bicicleta debemos asegurarnos de que es de la talla correcta para nuestra altura: no todas las bicicletas son para todos los usuarios y debemos elegir aquella que más nos facilite el hecho de llevar una postura correcta.

Una vez hemos dado con la talla correcta, debemos tener en cuenta la regulación, entre otros, del manillar y el sillín. Una mala colocación de estos elementos suele ser la culpable de la mayoría de los dolores de espalda en los ciclistas, de modo que si acertamos en su altura tendremos muchas menos posibilidades de sufrir sobre la bici.

Para medir la altura del sillín

dolor-espalda-bicicleta

La fórmula que se utiliza para dar con la altura ideal del sillín es la de medir la altura desde el suelo hasta nuestra entrepierna y multiplicar ese número por 0,85. Esa medida es la que debe haber desde el eje del pedalier hasta la parte de arriba del sillín. Si no te quieres poner tan técnico, coloca el sillín de modo que esté alineado con tu cresta ilíaca (el hueso de la cadera) si estás de pie junto a él, y asegúrate de que una vez sobre la bicicleta llegas bien a los pedales y tus rodillas quedan ligeramente flexionadas en el punto más bajo del pedal.

Si colocamos el sillín demasiado alto, además de que iremos "colgados", de que apenas llegaremos con la punta de los pies a los pedales y de que necesitaremos balancear nuestra pelvis con cada pedalada, también corremos el riesgo de sobrecargar demasiado la zona lumbar, con el consiguiente dolor de espalda tras unas horas de entrenamiento.

Si, por el contrario, colocamos el sillín demasiado bajo, además de que nuestra técnica de pedalada se verá afectada, podemos referir dolor en la columna.

Para medir la altura del manillar

dolor-espalda-bicicleta

El manillar siempre se encuentra por debajo de la altura del sillín (hablamos de bicicletas deportivas, no de bicis de paseo). La premisa es que nosotros vayamos cómodos, pero la diferencia de altura entre sillín y manillar suele estar, de media, en torno a los seis o siete centímetros.

Muchos ciclistas llevan el manillar demasiado alto, algo que puede darnos una falsa sensación de comodidad al principio de los entrenamientos: cuando ya llevamos un tiempo sobre la bici podemos notar sobrecarga en la zona lumbar al cargar el peso del cuerpo sobre esta zona.

Por el contrario, un manillar demasiado bajo hace que el peso de nuestro cuerpo se cargue demasiado sobre los brazos y la zona alta de la espalda, sobre todo si no tenemos mucha experiencia con la bici. Generalmente da lugar a dolor en los trapecios y tensión excesiva en la zona de las cervicales, además del adormecimiento de las manos al recibir demasiado peso.

La importancia del entrenamiento del core en los ciclistas

dolor-espalda-bicicleta

Además de una correcta colocación de todos los elementos de la bicicleta, el hecho de tener una zona media bien acondicionada también nos ayudará a mantener una postura correcta y a referir menos fatiga durante los entrenamientos.

El peso de nuestro cuerpo durante las salidas en bici debe encontrarse en nuestra zona media: ni totalmente sobre las caderas y los glúteos ni excesivamente sobre el manillar. El entrenamiento del core, haciendo hincapié en los músculos de la zona lumbar, es primordial para mantener la postura correcta sobre la bici.

¿Qué ejercicios podemos realizar para mejorar el tono de nuestra zona central? En general todos los movimientos del método Pilates, siendo uno de sus principios el control central, son muy beneficiosos para los ciclistas. También los ejercicios abdominales isométricos como la plancha frontal, las planchas laterales y las planchas con implementos como el fitball son buenas opciones para trabajar toda nuestra zona media.

Imágenes | iStock
En Vitónica | #Respect: la colección de El Mazo para concienciar a conductores y ciclistas
En Vitónica | Entrenar sobre dos ruedas en casa es posible: así puedes entrenar en tu salón con tu bici de carretera o de spinning

leer mas...
#Respect: la colección de El Mazo para concienciar a conductores y ciclistas

Respect

En las últimas semanas, tristemente, hemos tenido noticia de numerosos atropellos a ciclistas por parte de conductores irresponsables; atropellos que, en varias ocasiones, se han saldado con la muerte de los deportistas que pasaban una mañana como muchas otras entrenando sobre las dos ruedas.

Para intentar concienciar a ciclistas y conductores de la necesidad de mantener un respeto mutuo en carretera, la marca de ropa ciclista El Mazo ha lanzado su gama #Respect. El 50% de los beneficios de las ventas irán destinados a la Asociación Stop Accidentes, una organización ciudadana sin ánimo de lucro fundada por familiares y amigos de víctimas de siniestros de tráfico, y esta destinará estos fondos a la organización de talleres de bici y educación vial en diversos colegios de la geografía española.

La gama de ropa, formada por maillot, culotte, gorra, guantes, calcetines y chaleco, incluye una gran flecha como referencia al metro y medio de distancia que los conductores deben respetar a la hora de adelantar a los ciclistas en carretera de forma segura.

La importancia de la educación vial

Tanto si montamos en bicicleta como si somos conductores de coches o motos es muy importante que conozcamos las normas de circulación para poder desplazarnos de forma correcta y, sobre todo, segura. El respeto en la carretera tanto por parte de ciclistas como de los conductores es vital a la hora de prevenir accidentes que pueden tener consecuencias muy graves.

Saber cómo debemos adelantar a un grupo de ciclistas si somos conductores (aprovechamos para recordar que sí, podemos pisar la línea continua para adelantarlos dejando el metro y medio de separación, y siempre que podamos hacerlo en condiciones de seguridad) o saber cómo debemos comportarnos dentro de una rotonda si vamos montados en bici son conceptos que debemos conocer todos para facilitar la circulación y evitar situaciones de peligro.

Podéis encontrar la colección #Respect de El Mazo en su página web oficial.

Imágenes | El Mazo
En Vitónica | Entrenar sobre dos ruedas en casa es posible: así puedes entrenar en tu salón con tu bici de carretera o de spinning
En Vitónica | La Ruta de los Conquistadores: la carrera más dura del mundo en bicicleta de montaña

leer mas...

Acceso a la Revista Digital
Usuario:
Password:


Mapa Web     -     Quiénes Somos      -     Publicidad con Nosotros
© 2007 OUTSIDE COMUNICACIÓN - Saavedra Fajardo, 5 y 7 - planta calle. 28011 Madrid. Telf.: 915 26 80 80. outside@airelibre.com